Las compras responsables: un compromiso empresarial

Cada vez son más las empresas que implantan en sus políticas las compras responsables. Según la Asociación Francesa de Normalización (AFNOR), una compra responsable es aquella que preserva de una manera equilibrada y duradera el interés medioambiental, social y económico del conjunto del grupo de interés y tener en cuenta la actuación de la empresa a corto, medio y largo plazo.

La introducción de estos criterios sostenibles en una compañía genera valor en la cadena de gestión, además de claras ventajas competitivas. Así lo indica AFNOR en una guía elaborada en la que muestra los beneficios de su implementación, tales como el fomento de la competitividad, la eficiencia en los procesos y ahorro de costes, creación de relaciones con los proveedores, reducción del impacto ambiental, consolidación del impacto social, y la mejora de la reputación e identidad como empresa.

Las compras responsables forman parte de la responsabilidad social de una empresa, extensible a las personas a través de un consumo responsable. De ahí que las compras responsables consistan en el requerimiento a los proveedores del cumplimiento de unas condiciones socioambientales al adquirir productos, materiales, bienes o suministros, al tiempo que en la contratación de obras, servicios o asistencia técnica.

La toma de conciencia acerca de su importancia ha llevado a que diferentes entidades (El Club de Excelencia de la Sostenibilidad, Fundación San Miguel, ISS Facility Services y la Fundación Adecco) elaboraran la ‘Guía para la creación de valor a través de la compra responsable’. En este manual, explican cómo una empresa puede diseñar e implementar un modelo de compras responsables, siempre contando con la colaboración de los proveedores, los cuales deben responder a los valores de la compañía. Una política que transmite confianza y genera valor a la cadena de suministro.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: