¿Qué podemos hacer para alcanzar una energía universal y sostenible?

Más de un tercio de la población mundial no tiene acceso a las formas avanzadas de energía, y 3.000 millones de personas dependen de recursos naturales (madera, carbón…) o desechos de origen animal para cocinar y calentar la comida, según Naciones Unidas. La energía es primordial para hacer frente a casi todos los grandes desafíos y oportunidades que existen en el mundo. Por ello, el acceso universal a la energía es esencial, aunque también un problema. La energía es un elemento que contribuye principalmente al cambio climático y representa en torno al 60% de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Trabajar para alcanzar una energía universal y sostenible es uno de los objetivos que se marca Naciones Unidas a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Lograrlo es responsabilidad de todos y, para ello, las buenas prácticas medioambientales son esenciales para alcanzar este reto mundial.  Para que cada ciudadano aporte su granito de arena, es importante ser consciente de la relevancia que tiene fomentar el ahorro energético en todos los ámbitos de nuestra vida: en nuestras viviendas, en el trabajo, en los lugares públicos. En el marco del Día Mundial del Ahorro Energético, nos preguntamos qué podemos hacer.

En el interior de nuestras casas podemos realizar infinidad de buenas prácticas medioambientales, tales como comprar bombillas de bajo consumo que fomenten un ahorro en la energía eléctrica, así como el uso de electrodomésticos de bajo consumo. Eso sí, a la hora de comprarlos, fíjate siempre en el tipo de consumo y en la etiqueta de eficiencia energética. Otras acciones que puedes adoptar son: ajustar correctamente el termostato a las necesidades de cada momento, utilizar materiales aislantes para mantener la vivienda en condiciones climáticas estables, o desenchufar los dispositivos electrónicos de la vivienda cuando te vayas de viaje.

Con pequeñas medidas se puede mejorar la sostenibilidad del planeta. En Correos Express nos comprometemos en este sentido. A través de nuestro manual de buenas prácticas ambientales, promovido por el área de Calidad, hemos disminuido nuestro consumo energético un 7,5% de 2017 a 2018, garantizando nuestro compromiso con clientes, grupos de interés y el entorno natural. Nuestra compañía aboga por iniciativas que ahorren en el consumo de agua y de energía, tanto en la iluminación, climatización o en aparatos eléctricos y electrónicos. Así conseguimos un consumo responsable de los recursos, tomando medidas como: aprovechar la luz natural en los puestos de trabajo, imprimir y reciclar papel siempre que sea necesario, o ahorrar agua utilizando los inodoros y grifos con pautas correctas.

Con simples acciones, nuestra compañía crea un marco de referencia para optimizar sus procesos productivos de forma sostenible y concienciar sobre la importancia del medioambiente a sus empleados. Reducir la huella energética es una asignatura pendiente por todos, ya que los gases contaminantes de efecto invernadero se verían disminuidos ostensiblemente. Las energías renovables y las buenas prácticas son primordiales para un futuro sostenible. De esta manera, se reduciría el daño medioambiental y la contaminación que afecta a la vida de todos.

Deja un comentario