¡Hidrátate bien este verano para hacer frente al calor!

Por fin ha llegado el verano y el calor aprieta. Hidratarse es importante, sobre todo cuando las temperaturas aumentan y perdemos parte de los líquidos que necesitamos para que nuestros organismos funcionen correctamente. Un claro ejemplo es el cerebro humano. Este órgano se compone de más de un 80% de agua. Si no lo hidratamos bien, aparecerán síntomas de deshidratación como sensación de fatiga, sequedad en la boca, mareos o migrañas. Por ello, hidratarse no es una opción, sino una obligación.

Para hacer frente al calor es necesario que sigas una serie de consejos para hidratarte bien. Es muy sencillo: puedes reemplazar esos líquidos que pierdes a causa del calor bebiendo agua de calidad del grifo infusiones o comiendo frutas y verduras. La sudoración y el ejercicio físico provocan también una gran pérdida de líquidos, por lo que, gracias a estas medidas, podrás conseguir mejorar el funcionamiento de tu organismo.

La Agencia Europea de Salud Alimentaria (EFSA) recomienda consumir entre 2 y 3 litros de agua al día. Elegir el tipo de agua que vayas a beber es muy importante, ya que es necesaria para la digestión, facilita la eliminación de toxinas y actúa como regulador de temperatura, entre otras funciones. En este sentido, el agua del grifo es pura, sana, y equilibrada, además de que evita el uso de plásticos como es el caso del agua embotellada, la cual contiene micropropiedades perjudiciales a largo plazo para nuestra salud.

Hay que beber agua antes de que tengamos sed. La sed es la respuesta natural que tiene el cuerpo humano cuando nota que está perdiendo líquidos por encima de lo normal. Por lo tanto, es conveniente que bebas agua pura y sana no sólo cada vez que tengas sed, sino incluso bastante antes.

Asimismo, para evitar la deshidratación, conviene que modifiques algunos de tus hábitos diarios: evita las bebidas alcohólicas, gaseosas o azucaradas, ya que el alcohol deshidrata el organismo, al tiempo que las bebidas azucaradas y gaseosas provocan más sensación de sed.

Por ello, una correcta hidratación y una alimentación adecuada para esta época del año te ayudará a contrarrestar las altas temperaturas y a estar más concentrado y a pleno rendimiento durante tus vacaciones o jornadas de trabajo estivales. Bebe agua e hidrátate… ¡Lo notarás en tu día a día este verano!

Deja un comentario