¿Cómo se gestionan las marcas de moda en los Marketplaces?

Conocer las ventajas y desventajas del marketplace como punto de venta es una de las prioridades para todo negocio que se plantee vender en internet, o si ya lo hace, de aumentar sus ingresos. La tienda online, progresivamente, supera en números de transacciones al comercio tradicional. Por ello, ya son muchas las empresas que se inclinan por esta opción para generar mayores beneficios, sobre todo, en el mundo de la moda, pero ¿cómo se gestionan estas marcas en los marketplaces?

Abrir un eCommerce no es demasiado difícil, sin embargo, quizás no sea la opción que más conveniente para pequeñas empresas o marcas, ya que posicionar un producto poco conocido entre tantos, a veces, no sale rentable.  Por eso, está bien saber qué es y para qué sirve un marketplace, ya que se han posicionado como el canal de compra favorito de los consumidores online, por delante incluso de las propias webs de las  tiendas.

¿Y esto a qué se debe?  La respuesta es clara: en un marketplace encuentras un auténtico mercado con todo tipo de marcas. La diversificación posiciona mejor a los marketplaces y el consumidor consigue así un amplio abanico de productos donde elegir.

Un ejemplo claro es ASOS. Esta marketplace, fundado en el año 2000, ha ido expandiéndose con la colaboración de marcas internacionales en Francia, Alemania y Estados Unidos en 2010, y en Australia, España e Italia en 2011. La propia web se define como un marketplace que reúne a las mejores marcas de ropa y accesorios independientes y tiendas vintage. La definición del target asociado al marketplace es importante, ya que debe coincidir con el mismo posicionamiento de la marca para su éxito.

 

Por otro lado, para solicitar el acceso a un marketplace, todo producto o servicio debe cumplir con los requisitos generales asociados a la plataforma de venta. En el caso de ASOS son:

– Demostrar ser una marca propia

– Todos los pagos se gestionan por sistema PayPal o Stripe, de modo que toda marca debe de crear una cuenta para la venta online.

-Los productos tienen un ciclo de vida de 120 días, a partir de los cuales, si no se ha realizado ninguna compra, expiran del marketplace.

 

A priori, vender a través de una marketplace no parece complejo, aunque hay que estudiar bien los beneficios que generan, ya que se se llevan una comisión por los productos ofertados, aunque el flujo de venta existente en sus portales web genera una relación de éxito en ventas para las marcas.

Por ello, ofertar una marca en un marketplace es una opción interesante para las empresas. Por un lado, se puede expandir un producto por otro canal de ventas adicional y, por otro, se puede utilizar como vía para dar salida a productos que, por el motivo que sea, ya no interesen ofertarlos en la propias webs de marcas. En este sentido, la tendencia de las grandes webs de eCommerce es convertirse en marketplaces.

Deja un comentario