La contaminación de los océanos inspira grandes iniciativas para limpiarlos

La limpieza de plástico en los océanos es una asignatura pendiente para un mundo que todavía no responde. La situación es dramática, ya que los desechos no cesan de verterse en los mares y la situación parece que no va a cambiar a corto plazo.

Si no actuamos,  la contaminación de los océanos acabará llegando a un punto sin retorno. Por lo pronto, los parques de basura plástica ocupan buena parte del planeta. Giran sin control y quedan atrapadas por las corrientes de las cinco corrientes oceánicas. Aunque se parara este proceso de contaminación, los plásticos que hay no se descompondrán hasta dentro de mil años.

Según Greenpeace, nuestros océanos reciben 200 kilos de basura por segundo, provocando la creación de islas de plásticos flotantes cuatro veces más grandes que California, o tres veces más que Francia. Esta realidad, tan peligrosa para la sostenibilidad del planeta, ha inspirado a cuatro grandes proyectos para limpiar los océanos.

4OCEAN: Brazaletes de plástico oceánico

Se trata de una iniciativa que nació en 2017 por los surfistas americanos Alex Schulz y Andrew Cooper. En apenas dos años, este proyecto ha recogido 1.930 millones de toneladas de plástico en 27 países y emplea más de 150 personas en todo el mundo para conseguirlo. 40cean recoge plásticos en el mar para reciclarlos y vender todo tipo de pulseras, brazaletes o bolsas de tela. De esta forma, la asociación se financia para promover mejoras en la recogida de plásticos, así como educar sobre los efectos de la basura en el mar.

SEABIN: Papeleras en los océanos

Este proyecto es más completo que el anterior. El contenedor flotante Seabin sirve para recoger tanto plástico, como una parte de los aceites, detergentes o combustibles que flotan en los puertos y muelles de todo el mundo. La papelera Seabin sube y baja según la marea, mientras una bomba hidráulica integrada en el sistema, es capaz de succionar 25.000 litros por hora. De esta forma, el sistema garantiza el arrastre de basura dentro del recipiente de hasta 20 kilos de capacidad, después se vacía lejos del mar. Desde el propio Grupo Seabin afirman que estas papeleras pueden ser muy útiles en la limpieza de los océanos: han capturado más de 55 toneladas de residuos a nivel global, capturando una media de casi dos toneladas diarias desde su puesta en marcha en 2015.

SeaVax Robotic Ship

El robot SeaVax limpia los océanos de todo tipo de residuos a diferencia de las papeleras de plástico. Consiste en un bote robotizado que cuenta con un colector en la parte delantera capaz de aspirar partículas de plástico. Los residuos recogidos se depositan en tanques gigantescos capaces de almacenar hasta 150 toneladas de basura. Sea Vax cuenta con una gran cualidad: el robot es totalmente ecológico, ya que funciona con una mezcla de energía solar y turbinas eólicas, por lo que no hay que utilizar combustibles fósiles.

Aspiradora submarina

Otra solución para limpiar los océanos es la que ofrece el surcoreano, Sung Jin Cho. Este científico ha creado una gigantesca aspiradora pensada para recoger la basura del mar y reciclarla. Su futurista invento se llama «Seawer» y tiene unas grandes dimensiones. El rascacielos submarino ya está aquí.

 

Deja un comentario