¿Por qué es tan importante la movilidad sostenible?

La población urbana crece progresivamente en todo el mundo. Según el Banco Mundial, en 2017 un 54% de los habitantes del planeta vivían en ciudades. Unos datos que se incrementarán a lo largo de los años, ya que la ONU estima que en 2050 se llegará a un 66%. Por ello, los retos para las ciudades son diversos y uno de los más importantes es la movilidad.

En este sentido, la movilidad sostenible cada vez está más presente en nuestro día a día, y lo hará más aún con el paso de los años. Recientemente, en España, los coches de gasolina y diésel dejarán de comercializarse en 2040, medida que también se está planteando en China. El objetivo es claro: hay que mejorar el aire respirable al que nos exponemos continuamente. Madrid central es un ejemplo, aunque se esperan en el futuro medidas sostenibles a nivel nacional.

En la actualidad, existen diversas prácticas de movilidad sostenible que sustituyen a la perfección a los vehículos de combustión. Vehículos eléctricos como coches, motocicletas, patinetes o bicicletas comienzan a ganar la partida a los combustibles fósiles.

Hoy, en el Día Mundial de la Bicicleta, te explicamos las ventajas de este vehículo sostenible con dos siglos de historia. Con unos simples pedales puedes transportarte sin contaminar, además de hacer ejercicio físico. El deporte te hará más feliz y, lo que es más importante, mejorará tu salud. Aunque los beneficios de montar en bicicleta van más allá.

Si montas en bicicleta, ahorras dinero. Desplazarse en este vehículo tiene ventajas económicas, no sólo para ti, sino también para toda la sociedad. La energía utilizada no se agota y es gratuita, al contrario de los vehículos de combustión. Además, la bicicleta es más barata que el transporte público y privado y evitas costes sanitarios derivados de la contaminación. Estudios, como  la investigación de la Federación Ciclista Europea, afirman que la práctica del ciclismo en la Unión Europea, por el ahorro que supone, genera unos beneficios de 513.000 millones de euros, más de 1.000 euros por ciudadano.

La bicicleta es un claro ejemplo de la movilidad sostenible: evitas atascos, generas beneficios a la sociedad y ahorras tiempo. Por ello, el futuro “verde” está cada vez más cerca, y todo hace indicar que la bicicleta irá por el mismo camino: la bici es uno de los medios de transporte más eficientes de la actualidad.

Deja un comentario